En el invierno la piel tiende a deshidratarse por acción del frío, el viento y las diferencias térmicas entre los ambientes que frecuentamos. Resulta fundamental que conozcamos cómo hidratarla para recuperar y mantener un estado saludable.

La Dra. Cristina Pascutto, es médica dermatóloga y asesora médica de Avène – Pierre Fabre Dermo-cosmétique y nos cuenta cómo debemos cuidar nuestra piel.

En el invierno la piel de todo nuestro cuerpo puede sufrir alteraciones por la acción de diferentes factores como el frío, el viento, las diferencias térmicas a las que se someten al tomar contacto con el exterior y luego ingresar al interior de viviendas o lugares de trabajo, por la acción de la calefacción. La piel en general tiende a perder el manto hidrolipídico, deshidratándose.

Tanto la piel de nuestro rostro como de nuestro cuerpo se torna seca, descamada, opaca, con falta de flexibilidad y áspera al tacto, en el caso de pieles sensibles esta situación lleva a la irritación, con enrojecimiento, ardor y prurito.

Además de la ingesta de agua que es importante aún en el invierno para que nuestra piel mantenga su turgencia, la humectación de la piel es fundamental. Para ello será necesario seleccionar productos a base de activos que favorezcan la retención de agua como la vaselina, la glicerina o siliconas.

Si la piel ya se deshidrató es importante restablecer la capacidad de retención hídrica y reparar el film hidrolipídico. Esto lo logramos con la utilización de sustancias hidratantes y emolientes como por ejemplo urea, acido hialurónico, acidos grasos esenciales y ceramidas. La utilización de agua termal nos puede ayudar para rehidratar, descongestionar y calmar las pieles secas e irritadas, como te contaba en este post.

Las texturas más nutritivas o más ligeras serán seleccionadas según el tipo de piel, por ejemplo: secas, mixtas o seborreicas, y también de acuerdo a la edad.

Los exfoliantes son útiles en el caso de pieles seborreicas o gruesas ya que ayudarán a barrer con las células muertas acumuladas, pero siempre teniendo en cuenta realizarlo una vez cada 10 días. El gommage es uno de los productos de Avène destinado a tal fin.

Qué es el gommage?

Es un gel exfoliante suave que gracias a sus microesferas recubiertas con cera de jojoba y Salicilato de Sodio, elimina suavemente las células muertas. Ideal para una limpieza profunda y para la prevención de imperfecciones en todo tipo de piel.

Deja la piel suave, luminosa y libre de impurezas. Aumenta la eficacia del tratamiento habitual, ya sea de hidratación o antiage.  Y está indicado para todo tipo de pieles.

Cómo aplicarlo? sobre la cara seca evitando el contorno de ojos. Masajear suavemente con movimientos circulares y regulares con la yema de los dedos.

 

avene

 

 

Luego de la exfoliación, se recomienda que se hidrate intensamente la piel. Para ello podés utilizar la Mascarilla Calmante Hidratante, que se aplica como una máscara pero se absorbe como una crema. Por su fórmula enriquecida con alto contenido de Agua termal de Avène, recupera la piel de los daños ocasionados por factores externos, dejándola suavemente hidratada y descongestionada.

Se puede aplicar como cuidado instantáneo: en caso de quemaduras, o tirantez de la piel, después de un día cansador, o en caso de eritema solar. Además, puede ser utilizada como alivio de irritaciones: en casos de piel deshidratada, tez apagada, o post-depilación.

 avene

 

 

Para conocer la línea completa de productos Avène podés visitar su web en este link, visitar su blog, y seguír de cerca todas las novedades a través de twitter o facebook.

 

Vos cómo estás cuidando tu piel?